Historia

Durante la Cumbre Mundial de Desarrollo Sustentable celebrada en Río el año 1992, los países acordaron que la evidencia científica sobre el cambio climático hacía pertinente que se adoptaran medidas a nivel global. De ahí nació la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC, en su sigla en inglés).

De lo anterior se resuelve el llamado:

         Tratado De Tokio

Ese protocolo, firmado en 1997, establece que los países industrializados deben reducir sus emisiones de dióxido de carbono y otros de los llamados gases invernadero, que retienen calor en la atmósfera, hasta que lleguen en 2012 a un nivel cinco por ciento menor que el de 1990.